Wednesday, April 25, 2007

¿Qué es la vida?


Un largo camino hacia Dios, decía Areilza. A veces no tan largo y él lo sabía. ¿Dios?. El hombre es más interesante que Dios, sostenía Gide. Pero ¿quién es Dios?. Esa certidumbre divina de que la muerte es mentira, decía Gabriela Mistral. ¿Mentira?. Vi a la muerte de las danzas macabras, gesticulante y maliciosa, la muerte de los cuentos de sobremesa, que llama a la puerta con una guadaña en la mano, la muerte que viene de lejos, extranjera e inhumana, escribía Beauvoir.

Nos empeñamos en no olvidar a Dios. Es curioso ¿dónde estaba mientras se producía la Shoah?. Se diría que él nos ha olvidado a nosotros. Me resultaba más fácil pensar en un mundo sin creador que en un creador cargado con todas las contradicciones del mundo, reflexionaba Beauvoir.

Entonces ¿qué es la vida?. Vivir es envejecer y poco más, sostenía Beauvoir. ¿Envejecer?. Es una derrota aceptada. Se llega a una edad en que la vida, para cualquier hombre, es una derrota aceptada, sentenciaba Yourcenar. Y añadía la vida es más compleja que todas las definiciones posibles, toda imagen simplificada corre el riesgo de ser grosera.

La vida tiene todo el sentido que nosotros queramos darle (...) La vida cobra sentido cuando nos esforzamos por superar la tendencia ingenua al placer egoísta y nos comprometemos en un servicio, decía Hermann Hesse.

No sé qué es la vida pero la elijo y elegir la vida es siempre elegir el futuro. Y elijo la verdad, sin ella no hay libertad posible. Y... quererse libre es también querer libres a los demás, afirmó Beauvoir.

31 Comments:

Blogger Carlos Paredes Leví said...

Tal vez la vida no sea más que un sueño y Dios esté en el silencio. Tal vez ando equivocado.
Un saludo, caballero.

12:08 pm  
Blogger X'stian said...

Tal vez alguien nos esté soñando y la vida entonces, no es más que un sueño..de otro.

La vida es aquello que te sucede mientras planeas el futuro. Dijo jhon Lennon.

Ojo, que puede estar hablando al pedo , decía un grafitti cerca de mi casa.

Es un placer tenerlo de nuevo amigo Castor. Lo extrañaba
saludos

2:50 pm  
Blogger Alfredo said...

Parafraseando a William C. Borroughs, la vida es un virus del espacio exterior. Un absurdo e inexplicable deseo de seguir viviendo, mutando, replicando y reproduciendo vida a nuestro alrededor. Un saludo.

3:12 pm  
Anonymous Juan Pablo said...

Alguna vez leí algo así como Qué Soy? una mirada. La mía, sobre mí mismo. La del otro sore mí. La de Dios, si creo que me ve. Elque mira y el que es mirado, soy esa ambigüedad que tan bien describió Borges. Soy mis múltiples coexistencias...
Y en cada una de ellas soy persona, es decir Máscara, en el antiguo latín. Persona era la máscara que usaban los actores para indicar el papel que encarnaban: rey, esclavo, bufón, alegría, dolor, etc.
Entonces, la máscara es el ser. Necesitamos co-existir. Necesitamos al otro como testimonio, alguien que nos aplauda o nos silve por la máscara, pero que de cualquier forma nos haga saber que estamos vivos.
Mucha lata? mejor me voy a un psicólogo.

Ps, X`stian, lo de los sueños tenía idea que era de Platón, puede ser?

4:19 pm  
Blogger X'stian said...

Hay una poesía china que se refiere a " Yuan Tsé soñó que era mariposa" o algo así. En base a ese verso Borges escribió "Las Ruinas Circulares" en donde la idea se expresa de forma impecable.

De Platón, no lo sé. Quizás tenga algo que ver con la alegoría de las cavernas , pero no podría asegurarlo.

4:43 pm  
Anonymous Juan Pablo said...

"Irán a ese país de maravillas,
Donde soñar cuando el verano ha muerto,
Donde soñar cuando se van los días.
En la misma corriente siempre inmersos,
Llevados siempre bajo el sol que brilla...
La vida ¿no es acaso solo un sueño?

Lewis Carrol

5:01 pm  
Blogger El Castor said...

Carlos, pues sí, la vida es sueño y los sueños sueños son. ¿También ha leído a Calderón de la Barca?.
Saludos, caballero y gran lector.

8:04 pm  
Blogger El Castor said...

Xris, bueno, tampoco cabía esperar tanto de Lennon... ¿No está más la vida en el pasado que en el presente?.
Saludos, rosarino grande.

8:07 pm  
Blogger El Castor said...

Sí, Alfredo, ese afán reproductor de la gente... ¿A que es insensato? jaja
Saludos, gran viajero.

8:10 pm  
Blogger El Castor said...

Sí, Juampa, y la única mirada que hay que temer es la del otro porque suele ser muchos menos condescendiente que la que nos dirigimos a nosotros mismos.
Saludos, coyote.

8:16 pm  
Blogger benjamin1974© said...

Castor,
lo unico que te puedo decir que lo lo que paso en la Shoah comprueba que hay un D-s, el de Israel... por esa justa razon trataron de exterminarnos. Tampoco podemos juzgar a D-s por lo que el hombre hace o deja de hacer... que hay de los que ejecutaron?
Saludos

8:23 pm  
Anonymous Juan Pablo said...

jajaj, cabroncete.

8:23 pm  
Blogger X'stian said...

"Oscuramente creyó intuir que el pasado es la sustancia de que está hecha el tiempo, por ello es que éste se vuelve pasado enseguida"
J.L Borges en La Espera.

9:05 pm  
Anonymous Juan Pablo said...

Bien, X´stian.

9:44 pm  
Blogger El Castor said...

Benjamín, te agradezco que hayas venido hasta aquí para contarnos que Hitler era malvado pero no era tonto... Fíjate, hasta distinguía el dios verdadero de los falsos.

10:18 pm  
Blogger Laura said...

Ay querido Castor, qué tema elegiste!!!
Coincido que no hay una sola respuesta sino MILES. Tantas como la cantidad de vidas distintas que hay y los cientos de miles de momentos de una misma vida.
En los últimos cuatro años me crucé con la muerte tres veces, en varias de sus formas y procesos; llámese enfermedad, suicidio y accidental. Vos sabés que me tocaron bien de cerca.
Para mí, “LA VIDA” es un proceso inevitable e ineludible conformada por dos etapas que llamamos “vida” y “muerte”. Para aceptar la vida tengo que admitir que existe la muerte, que es el espacio donde por decisión, azar o naturaleza ya no está lo que antes podía encontrar, lo que “se murió".
La vida es la continuidad de la vida, mas allá de la historia puntual, cada momento se muere para dar lugar al que sigue, cada instante que vivimos va a tener que morirse para que nazca uno nuevo, que nosotros después vamos a tener que estrenar (como dice Serrat).
Hace falta estrenarse una nueva vida cada mañana si es que uno decide soportar la muerte.
Hay un poeta argentino, que se llama Hamlet Lima Quintana que escribió “Transferencia” que dice:
Despues de todo, la muerte es una gran farsante.
La muerte miente cuando anuncia que se robará la vida,
como si se pudiera cortar la primavera.
Porque al final de cuentas,
la muerte sólo puede robarnos el tiempo,
las oportunidades de sonreír,
de comer una manzana,
de decir un discurso,
de pisar el suelo que se ama,
de encender el amor de cada día.
(…)
Eso puede hacer la muerte.
¿Pero robar la vida?... Robar la vida no puede.
No puede concretar esa farsa... porque la vida...
la vida es una antorcha que va de mano en mano,
de hombre a hombre, de semilla en semilla,
una transferencia que no tiene regreso,
un infinito viaje hacia el futuro,
como una luz que aparta
irremediablemente las tinieblas.

(es mas largo…)

Yo no digo que todos los ciclos, procesos no duelen, al contrario y será por eso en que algunos se aferran a Dios para sentir las fuerzas para seguir transitando. Particularmente ya no me aferro tanto a Dios. Pero esa es una historia mía.
Cariños
Laura.

5:25 pm  
Blogger pietrapómez said...

Yo estoy con Marguerite...la vida es demasiado heterogénea para caber en una definición...buen post, aguará!

6:43 pm  
Blogger El Castor said...

Laura, me parece muy razonable lo que dices, esa comprensión de la finitud de la vida y de que la muerte nos puede atrapar en cualquier momento, inesperadamente. Hay que aceptar la vida así, tal como es. Y demuestras coraje al no buscar el dudoso consuelo de la religión, un coraje que te permite ver la realidad de frente, con los ojos abiertos.
Besos.

8:21 pm  
Blogger El Castor said...

Pietra, yo sé que es un post poco inspirado, de hecho yo apenas digo nada, doy la palabra a otros. Lo escribí porque ya tocaba escribir algo, sin ganas.
Yourcenar está entre mis contadísimos escritores favoritos. Aunque esa espiritualidad suya me hace situarla por debajo de Beauvoir. Pero eran distintas.
Saludos.

8:27 pm  
Blogger pietrapómez said...

Te comprendo perfectamente: hay veces que mejor cederle la palabra a otros...hoy me he levantado torcida y pensando en tu post (o sea, que tan poco inspirado no estabas!) y me he puesto ópera triste. No sé si conocerás a Cecilia Bartoli, pero tiene una versión del Ave María de un italiano llamado Caccini, que te recomiendo encarecidamente (te la mandaría, pero no sé hacerlo)...increíble: qué voz!

11:36 am  
Blogger El argonauta enmascarado said...

Desde la ranura del sistema, la vida es una mentirosa verdad que juega a engañar nuestro entendimiento para ocultar el secreto de su complicada sencillez.

Saludos, castor.

12:14 pm  
Anonymous Anonymous said...

...buen sitio, buenas letras pasa por aca

www.miteratura.blogspot.com

esperamos tus letras

7:45 pm  
Anonymous norberto portugheiz said...

Interesantes reflexiones
las mencionadas por ti.

Saludos cordiales.

10:09 pm  
Blogger WALDE said...

Qué bueno este post que te mandaste!
Todo un recorrido por grandes respuestas para una pregunta 100 veces más grande... y una conclusión bien a corde con la misma: no sé lo que es la vida...

3:02 am  
Blogger WALDE said...

Me faltó decir que más importante que saber lo que es, es el estar decidido a vivirla.
Uno de mis mejores amigos justamente en una charla hoy por la tarde me decía eso.

3:03 am  
Blogger El Castor said...

Pietra, debemos intentar controlar un poco nuestros propios pensamientos para evitar la tristeza. En teoría este post no debería haberte inducido a ella.
Saludos.

9:50 pm  
Blogger El Castor said...

Argo, creo que tu definición refleja muy bien las contradicciones y, por tanto, las limitaciones de nuestro entendimiento.
Saludos.

9:55 pm  
Blogger El Castor said...

Norberto, reflexiones siempre limitadas, con su carga retórica, desde el momento que planteo una pregunta que carece de respuesta.
Saludos.

9:58 pm  
Blogger El Castor said...

Walde, estoy de acuerdo. Las grandes preguntas sobre el hombre carecen de respuesta.
Saludos.

9:59 pm  
Blogger Carlos Paredes Leví said...

Corría el rabino por el viejo ghetto de Praga gritando como un loco: "tengo una respuesta, tengo una respuesta...¿quién tiene una pregunta".

Un saludo, caballero.

3:35 am  
Blogger pietrapómez said...

Castor: los pensamientos se pueden controlar (a veces) pero no así los estados de ánimo o las sensaciones que se producen al leer, oler o escuchar determinadas cosas y ése es el poder que tiene la palabra: poder inducir sensaciones que se nos escapen...yo prefiero que me produzca tristeza a que no me produzca nada.

11:19 am  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home