Saturday, November 29, 2008

II - EL PEQUEÑO CHAIM (ficción)



"Quien salva una vida, salva al mundo entero" (Talmud)

Balneario de Letiny (BLOVICE), 1942

A través del cristal de la puerta de su despacho el doctor Bures columbró una cabeza erguida que desfilaba por el amplio corredor del balneario. Abrió el cajón de su mesa para tomar una carta y se precipitó hacia la puerta. Era en efecto el señor Resl, propietario de Letiny.
- Es del señor Liebermann -dijo blandiendo el sobre blanco, encaminándose hacia la figura alargada e inmóvil del pasillo-. Llegó en el correo de ayer y la reservé para entregársela personalmente. Podría tratarse de algo importante. No corren buenos tiempos para nuestros clientes judíos -añadió.
Resl se limitó a darle las gracias para guarecerse a continuación en su despacho. El aire fresco y suave de la campiña penetraba por las ventanas del corredor.

De anochecida, en su casa de Blovice, Resl preguntó a su mujer si recordaba al nieto de los Liebermann.
- ¿El niño de los ojos vivaces que se sentaba junto al abuelo en el cenador del jardín de Letiny para leer la Torah?.
El hombre asintió con la cabeza.
- El señor Liebermann me escribe que el problema de asma de Chaim se ha agudizado esta primavera. Si podría pasar una temporada en Letiny.
- ¿El niño solo?
- Supongo que no puede ser muy claro en su carta. De hecho me ha confirmado Bures que su problema era leve, un caso de asma como el que sufre la mayoría de niños de nuestro país. Interpreto que nos pide si podemos ocultar al niño.
Permanecieron pensativos. Tendrían unos sesenta años. El era alto y delgado, el escaso pelo plateado peinado hacia atrás. Ella era una mujer rubia, de agradable aspecto, que se aburría en casa. Pertenecían a la minoría alemana.
- Un niño con tirabuzones de nombre Chaim correteando por el parque un fin de semana con el balneario infestado de jerifaltes nazis... -observó el señor Resl.
- ¿Por qué nos piden algo así a nosotros? -se preguntó ella.

La respuesta la sabían, la obtendrían ellos mismos, poco a poco, y disponían de algún tiempo para la reflexión. Los Resl eran alemanes y muy conservadores pero habían rechazado la invasión del país. Recordaban muy bien como el esplendor de principios de siglo había traído prosperidad al negocio familiar y luego la Gran Guerra la desolación. Regresaron los tiempos dorados en los años veinte y treinta, las estancias de célebres escritores como Alois Jirásek le dieron renombre, judíos de Pilsen y de Praga eran fieles clientes. Liebermann repartía entre sus amistades el pequeño catálogo gris que enumeraba los beneficios de sus aguas termales. Eran conscientes de que la nueva situación bélica ya había empezado a perjudicarles. Por otra parte se acordaban del pequeño Chaim y, a través de él, del hijo que perdieron.
¿Qué podían perder ahora salvo su soledad?. ¿Su propia vida?. ¿Tanto tiempo les quedaba?. Bah, si el tiempo también es un Hitler que lo destruye todo.

Días más tarde Resl enfiló el corredor hacia el despacho del director médico. A través del cristal de la ventana vio una sombra oscura y redondeada detrás de la mesa ojeando algún expediente.
- Discúlpeme - dijo tomando asiento al otro lado de la mesa.
- Siempre he confiado en usted, Bures. Elke y yo hemos estado reflexionando sobre el niño judío. Ya le comenté el caso y ahora mi mujer está muy decidida.
El doctor Bures asintió, se inclinó a su derecha para abrir el cajón y sacó una carta.
- La tenía preparada -sonrió-. No hay mucho tiempo que perder, más después de lo ocurrido con el obergruppenführer. Cito al señor Liebermann para que me entregue a Chaim en la calle Maiselova de Praga. Todo irá bien.

9 Comments:

Blogger Juan Pablo said...

Obviamente estabas preparado! el segundo capítulo ya comienza a tranquilizarme, si llegase a haber un tercero preparáte, porque S. Spielberg vá derecho a contratarte como guionista.
Te lo aseguro.

7:10 pm  
Blogger Carlos Paredes Leví said...

Me ha emocionado, Maestro. Hubo casos heróicos en la Europa ocupada por la barbarie nazi y que supusieron notas discordantes con la cobardía y colaboracionismo general.
Como dice el Talmud: "Quien salva una vida, salva al mundo entero".

Magistral, Caballero.

7:17 pm  
Blogger El Castor said...

Juampa, bueno, el período entre 1942 y 2008 permite no sólo tres capítulos sino unas obras completas jeje
En menudo berenjenal me he metido porque no me gusta mucho la ficción. El maestro de la ficción es don Carlos.

7:28 pm  
Blogger El Castor said...

Es cierto, caballero, hubo casos de heroísmo que son los que sirven de modelo ayer, hoy y siempre.

7:31 pm  
Blogger Juan Pablo said...

No me vas a decir ahora que lo que escribe siempre don Carlos es ficción!!

7:33 pm  
Blogger Carlos Paredes Leví said...

Me gusta seguir sus desplazamientos por el terreno de la ficción...

Saludos, Caballero.

9:10 pm  
Anonymous maite said...

bueno, parece que al fin y al cabo la idea de una ficcion, no era tan descabellada,para cuando el tercer capitulo????, ah se me olvidaba felicidades!!! sabia que eres un genio jajajaj no cambies.

10:12 pm  
Blogger El Castor said...

Juampa, lo que escribe don Carlos es ficción aunque algunas de las situaciones que describe se inspiran en experiencias y personajes reales, como es normal.
Yo estoy escribiendo sobre judíos y en toda mi vida sólo hablé media hora con dos de ellos y no sobre su vida sino sobre cuestiones prácticas para moverse por Praga.
Es imaginación.

12:26 pm  
Anonymous ANA MARIA PARENTE said...

Cuando se salvaron los niños judios de Hungría ,Checoeslovaquia y parte de la propia Alemania etc etc.Cruzaron la Francia ocupada y el loco de Franco"hay que reconocer que hizo la vista gorda".Tenían que ir a España en razón de los puertos ,pués el transporte era por barco y los màs cercanos eran los españoles.Eran chicos reclamados por parientes de amèrica Latina.Mi padre viajò a España con un señor que luego fuè vicepresidente de nuestro país.
Los curas de convento y las monjas se portaron muy bien.Incluso recordaba mi padre una que lo hacìa acordàndose de sus propias penurias en la epoca de Negrìn.
Como habìa que disimular a las criaturas-todas con la marquita del campo como animalitos-ya que eran sacadas de los campos en cajas de desperdicios o bolsas ,se las bautizò por la iglesia catòlica.Pasaban como huérfanos espósitos y como discapacitados sordomudos para que no los delatara el acento.En españa habìa espías de todos los bandos.
La razón de ello fuè que el documento de identidad de españa era en esos momentos la FE DE BAUTISMO.
COMO el analfabetismo cultural està progresando a paso agigantado tuve que llamar a una instituciòn judia para explicar a los jóvenes porque era lo del bautismo.
Pues con la fobia anticatòlica lo habìan tomado como decimos acá"para el lado de los tomates" que quiere decir darle un sentido 180 grados opuesto al que algo tiene.
Con respecto a mayores ,es dable recordar al hacendado venezolano que salvò a miles de personas que derivò un capitán mercante alemàn supervaliente.Fué una tragedia pués todas las islas de habla inglesa y francesa los rechazaron.

9:54 pm  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home